CTIS
diciembre 19, 2013
CTIS 2012
marzo 20, 2014
Mostrar Todo

Fondos Ambientales

Los Fondos Ambientales (FA) nacen a raíz de la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro en 1992. Son organizaciones que actúan como mecanismos financieros claves que facilitan la implementación de las políticas y acciones de conservación y uso sostenible de la biodiversidad. Actúan complementando las acciones gubernamentales y fomentando la participación de la sociedad civil en la conservación de los recursos naturales, conciliando las demandas ambientales globales con las prioridades y realidades nacionales. Algunas características de los Fondos Ambientales, organizaciones privadas, públicas o mixtas, son las siguientes:

  • Atraen recursos financieros de fuentes nacionales e internacionales y los canalizan a proyectos de conservación.
  • En ocasiones, los FA también actúan como organizaciones implementadoras de algunos proyectos ambientales.
  • Administran fondos fiduciarios (patrimoniales, extinguibles, revolventes).
  • Promueven cambios favorables en la política ambiental del país y la región, y el fortalecimiento de los sistemas nacionales y regionales de áreas protegidas.
  • Trabajan como expertos técnicos con agencias públicas y privadas y capacitan organizaciones no gubernamentales (ONG) y organizaciones comunitarias que implementan las actividades de conservación de biodiversidad y desarrollo sostenible.

De acuerdo a The Nature Conservancy, los Fondos Ambientales,  pueden desempeñar un papel crucial en garantizar una asignación de recursos eficaz del Plan Estratégico de Biodiversidad incluyendo sus 20 Metas de Aichi para la Biodiversidad, adoptadas por la 10ª Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica para (CDB) en 2010. Uno de los valores agregados de los Fondos Ambientales es el hecho de que proporcionan financiamiento sostenible a largo plazo para las actividades de conservación de la biodiversidad, gracias a su continua eficacia y fiabilidad como mecanismo. Entre 1992 y 2012, los Fondos Ambientales (FA) se han establecido en más de 50 países en vías de desarrollo en América Latina, el Caribe, África y Asia. Los FA han recaudado e invertido efectivamente los fondos en la conservación de la biodiversidad, el desarrollo sostenible y los programas de gestión de las áreas protegidas, en colaboración con múltiples partes interesadas- ONGs, organizaciones comunitarias de base, agencias gubernamentales y empresas privadas, entre otros.

Como organizaciones privadas, públicas o mixtas, los FAs tienen una serie de atributos que les permiten:

  • influir y promover cambios favorables en la política ambiental del país y la región
  • capacitar organizaciones no gubernamentales y organizaciones de base comunitaria que implementan las actividades de conservación de biodiversidad y de desarrollo sostenible.
  • atraer recursos financieros de fuentes nacionales e internacionales y canalizarlos para proyectos de conservación
  • promover el fortalecimiento de los sistemas nacionales y regionales de áreas naturales protegidas